¿Cómo crear campañas en Facebook Ads?

En este artículo de La No Agencia te vamos a enseñar cómo puedes crear campañas en Facebook Ads 2021 desde cero y de forma rentable . Entender cómo funcionan las campañas de Facebook te ayudará a evitar errores comunes que de otra forma acabarían por costarte tiempo y dinero.

Antes de meterte en el administrador de anuncios de Facebook, lo más importante es que planifiques una estrategia y tengas claro un plan de acción para tu campaña.

Si no sabes cómo planificar una estrategia, puedes empezar por preguntarte:

  • ¿Cuál es el objetivo que me ha llevado a crear una campaña en Facebook? ¿Qué quiero conseguir? ¿Leads, conversión o notoriedad de marca?
  • ¿Cómo voy a medir los objetivos de la campaña? ¿Cuál es mi presupuesto y cómo voy a distribuirlo?
  • ¿Qué contenido quiero crear y a quién va dirigido?

Una vez resuelto esto, ¡ya puedes empezar! Aquí van los pasos a seguir para crear una campaña en Facebook:

 

#1 Escoge un objetivo de campaña

La estructura de una campaña de anuncios de Facebook está formada por tres niveles: la campaña, el grupo de anuncios y el anuncio. En el primer nivel tenemos la campaña de anuncios, donde debemos escoger un objetivo para establecer qué queremos conseguir con nuestros anuncios.

Es importante seleccionar correctamente el objetivo de la campaña, para optimizar los resultados y que vayan acorde con tu meta.

Estos son los objetivos que puedes configurar:

Reconocimiento: los objetivos de reconocimiento tienen la finalidad de lograr mejorar la percepción de tu marca; es decir, el branding. Dentro de este gran objetivo, puedes seleccionar:

  • Reconocimiento de marca: su finalidad es conseguir que se recuerde tu anuncio.
  • Alcance: busca llegar al máximo número de personas posible.

Consideración: los objetivos de consideración nos sirven principalmente para conseguir interacciones o leads.

Puedes escoger entre:

  • Tráfico: se utiliza cuando lo que quieres es que más gente llegue a tu web.
  • Interacción: ideal cuando lo que se pretende es que el público interactúe con tu pieza creativa o se haga fan de tu página de marca.
  • Descargas de aplicaciones: cuando buscas que se descarguen una app.
  • Reproducciones de vídeo: si el anuncio es un vídeo de la marca y tu objetivo principal es que la gente le dé al play.
  • Generación de clientes potenciales: aquí lo que estás buscando es conseguir un lead, ya sea rellenando el formulario de Facebook, a través del chat o llamadas.
  • Mensajes: en este caso, la idea es terminar intercambiando mensajes con tu público.

Conversión: se usan objetivos de conversión cuando lo que quieres conseguir con tu anuncio tiene que ver con una acción directa en tu página web. Puede ser una venta, un registro o un clic. Tú estableces cuál es la conversión.

Un ecommerce, utilizará como objetivo de conversión: lograr compras.

  • Conversiones: en este caso estás empujando a los usuarios a realizar una acción, que puede ser una venta, un registro o un clic.
  • Ventas del catálogo: cuando diriges a tu público a que generen ventas del catálogo que has configurado en Facebook.
  • Tráfico en el negocio: si quieres dirigir a tus clientes a tu tienda física.

 

#2 Escoger tu público objetivo

Una vez tienes configurado el objetivo de tu campaña, toca configurar el público al que quieres mostrarla y en qué ubicaciones: tus grupos de anuncios.

Segmentar a tu audiencia correctamente es la clave del éxito, ya que es la única manera de conseguir llegar a las personas interesadas en tu producto.

Tienes 3 maneras de hacerlo:

Públicos personalizados: puedes hacerlo desde la configuración de la campaña o directamente desde públicos o audiencias de la herramienta del administrador.

Podrás seleccionar desde sus datos demográficos (sexo, edad, ubicación), hasta sus intereses y comportamientos. Además, la herramienta no solo te permite añadir características, también puedes excluir las que no te interesen.

Por ejemplo, un ecommerce podría segmentar el público personalizado de su campaña creando un similar a personas que ya hayan comprado su producto, excluyendo a usuarios similares a los que hayan devuelto algún artículo.

Otro ejemplo sería un hotel familiar que segmenta a su audiencia por personas que tienen interés en viajar a la ubicación.

Públicos guardados: es la audiencia que ya has segmentado y guardado anteriormente. Puede ser tu lista de clientes u otros activos del negocio como fans, personas que han interactuado con tus publicaciones en Instagram o Facebook, usuarios que han reproducido tus vídeos, etc.

Públicos similares o lookalikes: el tercer público es el más curioso e interesante. Y es que Facebook te permite crear públicos de usuarios parecidos a tus listas. Si tienes listas de emails y/o teléfonos puedes crear públicos similares a clientes, clientes potenciales, tráfico de tu web, etc.

De esta manera encontrarás en Facebook nuevos usuarios con una gran similitud a tus principales activos.

Una vez hayas seleccionado tu público objetivo, Facebook te indicará cuál es el alcance diario estimado de la campaña  y te dirá si la audiencia es demasiado amplia o demasiado pequeña.

 

#3 Selecciona las ubicaciones

Las ubicaciones son los lugares donde aparecerá tu anuncio. Por defecto Facebook selecciona las ubicaciones automáticamente pero tú puedes personalizarlas.

El administrador de anuncios de Facebook permite publicar anuncios en Facebook, Instagram, Messenger y Audience Network. Dentro de cada plataforma puedes publicar los anuncios en diferentes lugares.

Facebook:

  • En el muro de noticias: tu anuncio aparecerá en el muro de noticias, tanto en el ordenador como en el móvil
  • En Facebook marketplace: los anuncios aparecen en la página de inicio del marketplace de Facebook cuando se abre desde la aplicación móvil.
  • En vídeos sugeridos de Facebook: Si tienes buen contenido audiovisual, puede ser una gran opción para ti.
  • En la columna derecha: este anuncio solo aparece en el ordenador y no en móvil.
  • Historias de Facebook: este tipo de anuncios se adapta muy bien orgánicamente a la plataforma. Recomendamos usar imágenes de alta calidad y formato vertical para esta ubicación.
  • Vídeo in-stream: seleccionando esta ubicación, los anuncios aparecerán antes, durante o después de la reproducción de un vídeo. Se trata de anuncios en formato vídeo de entre 5 y 15 segundos.
  • Facebook instant articles: estas ubicaciones se utilizan para anuncios con una pieza de contenido, como un artículo.

Instagram:

  • Sección de noticias de Instagram: los anuncios aparecen en la sección de noticias, tanto de móvil como de ordenador, integrándose con el resto de contenido orgánico.
  • Historias de Instagram: funcionan igual que las historias de Facebook. Los anuncios aparecen cuando el usuario se mueve entre las historias de sus contactos.

 Messenger:

  • Bandeja de entrada de Messenger: los anuncios aparecen entre las conversaciones de la bandeja de entrada. Son más intrusivos comparado con los anuncios en el scroll infinito de otras plataformas.
  • Historias de Messenger: se usa el mismo formato que las historias de Facebook e Instagram.
  • Mensajes: esta ubicación implica la creación de anuncios de mensajes. El anuncio aparece como un mensaje entre tus conversaciones de Messenger.

Audience Network: tus anuncios aparecerán en aplicaciones y sitios fuera de Facebook, y se mostrarán como si fuera publicidad nativa. Hay tres maneras de publicitarse en el Audience Network: en formato display o banner, en forma de vídeo como recompensa en una aplicación y en vídeo in-stream.

La recomendación de La No Agencia en cuanto a escoger una ubicación determinada para tu campaña es que realices pruebas A/B con ubicaciones diferentes, en cada grupo de anuncios.

Por ejemplo, podrías ejecutar una campaña con un conjunto de anuncios para ubicarse en Facebook y otro en Instagram. De esta manera podrás analizar qué ubicación es más rentable para tu campaña.

 

#4 Escoge tu presupuesto

Este es un paso muy importante para la creación de tu campaña de Facebook ads. Se trata de determinar la inversión que vas a realizar en Facebook. Además, también podrás seleccionar el inicio y el final de tu campaña.

Si eres un ecommerce, tendrás que tener en cuenta tres puntos clave a la hora de escoger tu presupuesto:

  1. ¿Cuál es el ticket medio de tu producto?
  2. ¿Cuánto estás dispuesto a invertir por cada nuevo cliente que generes en Facebook Ads
  3. Y si tu producto se compra repetidamente.

Supongamos que tienes un ecommerce de productos para mascotas, donde el ticket medio es de 100€ y cada nuevo cliente compra más de una vez. ¿Cuánto estás dispuesto a invertir en cada venta que generas desde Facebook? ¿Cuántos clics a tu sitio necesitarás para generar 1 venta?

Responder a estas preguntas te ayudará a calcular tu inversión y el retorno que debes esperar.

Para distribuir el presupuesto durante la campaña, puedes seleccionar un presupuesto diario o un presupuesto total.

Presupuesto diario

Este es un buen método para llevar un control de tu presupuesto y optimizarlo. Invertir diariamente te permite analizar qué ubicación, público o anuncio funciona mejor para, día tras día, lograr conseguir una campaña rentable.

La desventaja de este método es que no hay programación de anuncios. Si quieres publicar tu anuncio unos días y a unas horas determinadas, el presupuesto diario no es tu mejor opción. Tus anuncios de Facebook se ejecutarán a todas horas todos los días de la semana. Por lo tanto, si necesitas tener campañas activas sólo durante algunos días o a unas horas determinadas, te encaja mejor la opción de “presupuesto total”.

Presupuesto total

Cuando seleccionas este método, le estarás dando a Facebook el presupuesto total que quieres gastarte en el transcurso de todo de la campaña y deberás escoger la fecha en que el grupo de anuncios finalizará. Con el presupuesto total, Facebook ajustará los niveles de gasto diario en función de los resultados de campaña; será el algoritmo de la plataforma  quién decidirá mostrar tus anuncios los días con más potencial y los ocultará aquellos días en que los resultados no sean óptimos.

Además, podrás elegir los días y las horas en los que quieres que se ejecute el anuncio.

El inconveniente principal de este método es que puede ser difícil saber con exactitud cuál será la inversión en un día determinado o qué cobertura obtendrá. En el caso que tu empresa necesite saber estos datos en detalle, mejor opta por el presupuesto diario.

Para Facebook, es importante la relevancia del anuncio para conseguir performar los anuncios al menor coste. Hay que ofrecer experiencias relevantes y positivas a los usuarios que aporten mayor valor global para que la red social considere que vale la pena mostrar tu anuncio.

 

#5 Creación del anuncio

Para terminar la campaña de Facebook ads, nos situamos en el tercer nivel de la estructura: los anuncios.

En este último nivel desarrollamos las creatividades de la campaña, es decir, lo que nuestra audiencia verá.

Facebook dispone de una gran diversidad de formatos de anuncios que deberás escoger en función de tu estrategia, tu objetivo y tu idea creativa.

Dependiendo del objetivo de campaña, Facebook solo te permitirá algunos tipos de formatos. Por ejemplo, si has seleccionado el objetivo de visualizaciones de vídeo, solo te permitirá formatos de vídeo.

Estos son los principales tipos de anuncio que podrás encontrar:

Anuncio de imagen: este es un tipo de formato muy efectivo en las campañas de social media, porque se trata de una manera fácil y atractiva de captar la atención de tu audiencia. Puedes utilizar tus propias imágenes de Facebook o crear una nueva de tu archivo.

Anuncio de vídeo: Si puedes generar contenido audiovisual potente, deberías plantearte hacer pruebas con este formato, ya que el vídeo hoy sigue siendo el rey.

Para aquellos que no pueden permitirse encargar sus piezas a productora audiovisuales hay recursos como la creación de vídeos a través de presentaciones o plataformas de suscripción como Filmora o Animaker.

Este tipo de anuncio es ideal para crear notoriedad de marca. Si eres un hotel familiar puedes utilizar el anuncio de vídeo para explicar la historia de tu marca y, más adelante, hacer retargeting con las personas que hayan reproducido tu vídeo.

Anuncio por secuencia: también se conocen por carrusel y se utilizan para dar información detallada sobre tus productos o marca, ya que permite hasta 10 imágenes o vídeos en un mismo anuncio.

El anuncio de carrusel es un anuncio dinámico. Si eres un ecommerce, utiliza los anuncios dinámicos para mostrar productos relevantes a tu audiencia. En este caso, un ecommerce puede seleccionar los productos relevantes de su catálogo y promocionarlos con un anuncio por secuencia.

Anuncios de colección: este tipo de anuncios se utiliza principalmente para móviles y su particularidad es que puedes anunciar hasta 5 productos de tu catálogo de Facebook. Con este formato conseguimos una mejor experiencia de usuario a la hora de comprar, ya que la audiencia no debe abandonar Facebook para convertir, puede hacerlo desde la misma aplicación.

Cuándo quieres publicitar varios productos de tu marca pero no sabes a qué landing llevarás a tus clientes, los anuncios de colección son una buena opción ya que tu anuncio se empareja con tu catálogo de productos de Facebook

 

#6 Calcular el ROI

Para analizar la rentabilidad de tu campaña en Facebook ads, calculamos el ROI o el retorno de la inversión. El ROI es un porcentaje que se calcula dividiendo el beneficio de la inversión entre la cantidad total invertida. Lo simplificamos con la fórmula siguiente:

ROI = [(ingresos – costos) / costos] x 100

Utilizamos esta métrica, sobre todo para comparar los resultados con inversiones alternativas. El resultado indica el porcentaje de la inversión que ha sido retornado. Por lo tanto, la inversión que obtenga un ROI negativo, no será rentable para la empresa. En cambio, un ROI positivo significará que la inversión está generando un retorno de tu dinero.

Pondremos un ejemplo con una empresa de servicios que ha obtenido unos ingresos totales provenientes de la campaña realizada en Facebook de 10.000 €. El coste de la campaña ha sido de 4.000 €. Para calcular el retorno de la inversión seguiremos la fórmula anterior:

ROI = [(10.000 – 4.000) / 4.000] x 100 = 150%

El resultado que hemos obtenido es un ROI de 150%, lo que significa que la empresa de servicios ha recuperado su inversión y la campaña ha sido rentable.

Obtener estos resultados te permite conocer la rentabilidad de tus acciones y ayudarte a medir tus beneficios. Además, conocer el ROI te permitirá tomar decisiones con números reales sobre las diferentes inversiones que realiza tu empresa.

Desde La No Agencia creemos en la importancia de utilizar las redes sociales como plataformas de visibilidad para tu marca e invertir en aquellas que te proporcionen un retorno de la inversión.

Esperamos que este informe acerca de cómo crear campañas en facebook ads te haya sido útil.

Si todavía tienes dudas ¡Te ayudamos! Tienes 60’ de asesoramiento gratuito y sin compromiso aquí:

 

No comments
La No Agencia¿Cómo crear campañas en Facebook Ads?